Las ciudades verdes, inteligentes y creativas (ciudades VIC) son una cuestión del presente. Alrededor del mundo, se están desarrollando innovaciones que parecen salidas del futuro con aplicaciones reales actualmente. En Colombia existen este tipo de innovaciones, y sus ciudades han empezado a ganar reconocimiento a nivel mundial como ciudades inteligentes, ciudades que utilizan tecnología e innovación para mejorar la interacción de sus ciudadanos con su entorno y la calidad de vida de sus habitantes.

Este es el caso de Bogotá, que fue identificada en el año 2016 por un estudio de ciudades inteligentes como una ciudad que ha hecho avances importantes en el proceso de volverse inteligente. Se resalta su plataforma geoespacial basada en la nube, sus medios de transporte masivo tales como Transmilenio y sistema de ciclorrutas, su sistema de dispositivos IoT para gestión del tráfico de la ciudad y su programa para incentivar el desarrollo de aplicaciones móviles, ViveLab. Este último ha creado y apoyado aplicaciones tales como un videojuego como manera de contar las historias de las víctimas de la violencia en el país, una aplicación para coleccionar monumentos históricos en la ciudad y una plataforma para utilizar Blockchain en el manejo de información de tierras en Colombia. El estudio resalta, además, la utilización de datos para la toma de decisiones en la administración de la ciudad.

Por otro lado, Montería ha sido elegida por el Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF, por sus siglas en inglés) como una de las ciudades más sostenibles del mundo dentro de la iniciativa Desafía de Ciudades, que aglomera a 132 ciudades en 23 países. Montería tiene fuertes prácticas agrícolas sostenibles, un fuerte programa de gestión de residuos en la ciudad y un plan integral de movilidad sostenible que planea reducir sus emisiones de hace diez años en un 20% para el 2019, lo cual también fue un gran impulsor para el premio. Estas son características propias de una Ciudad VIC, la cual busca una relación sostenible y armoniosa con la naturaleza.

Las tres ciudades más grandes del país han sido estudiadas en este ámbito a nivel global. Bogotá, Medellín, y Cali figuran en los puestos 117, 129 y 137 en el mundo, respectivamente, en el estudio de ciudades inteligentes de la universidad IESE de Navarra, España. Estas ciudades están por delante en el ranking de ciudades latinoamericanas como Caracas y Lima, pero por detrás de poblaciones como Buenos Aires, Santiago, Sao Paulo y Brasilia. Este estudio utiliza diez indicadores para calcular el índice inteligente de cada ciudad; mide el rendimiento en áreas tales como su economía, su capital humano, la cohesión social, la movilidad y transporte en ellas, entre otras.

#

No responses yet

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *